Saltear al contenido principal
Vinos DO Alella, Gastronomía Y Modernismo Se Funden En La Casa Coll I Regàs
  • Desde el mes de junio es posible conocer esta obra de Puig i Cadafalch mientras se prueban vinos del territorio maridados con productos artesanales del Maresme

No hay que ir fuera del Maresme cuando aquí lo tienes todo, y de la máxima calidad.” Con esta afirmación se podrían resumir los motivos que ha encontrado Àlex Cerdán de Maresme Wine Experiences para impulsar la iniciativa veraniega que está llevando a cabo en la Casa Coll i Regàs de Mataró. En un verano en qué todos juntos apostaremos más que nunca por el turismo de proximidad y para hacer actividades originales cerca de casa, ha salido adelante una propuesta de gastromodernismo exclusiva y genuina: fusionar la cultura gastronómica y vinícola del Maresme con el modernismo.

Y, todo ello, sin necesidad de salir de la comarca: maridar vinos de la DO Alella con los mejores productos de proximidad, como por ejemplo quesos, anchoas y morcillas, en un entorno incomparable: la Casa Coll i Regàs, proyectada por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch en su ciudad natal, Mataró. “Queremos ofrecer una experiencia única, que los visitantes se sientan acogidos por la filosofía del proyecto de gastromodernismo y que, además, se sientan como casa”, explica Cerdán. Para conseguirlo tiene la complicidad de la sumiller y secretaria del Consejo Regulador de la DO Alella, Anna Pujol. Han preparado catas con la mejor selección de anchoas y de la Anxoveta del Masnou; con el exquisito producto de Murgó Quesos de Sant Iscle de Vallalta, y con una selección de morcillas de Can Pocurull de Vilassar de Mar. “Las catas los hacemos con vinos de la DO Alella y somos muy amplios y flexibles: dependiendo del producto podemos llegar a buscar dos maridajes diferentes, uno de armonía y uno de contraste”, apunta Pujol.

Adaptarse a la nueva normalidad Àlex Cerdán explica que la idea original era hacer catas a cada aposento de la Casa Coll i Regàs, pero que ha habido que adaptar el formato a la nueva normalidad y también en la época del año. Es por eso que se ha optado finalmente para aprovechar el patio de la casa, que se engalana adecuadamente para estar a la altura de la ocasión y convertirse en un marco incomparable para acoger las “catas modernistas a la fresca”, dice. Una propuesta veraniega de primer nivel, bien cerca de casa e ideal para un anochecer de viernes caluroso. Y es que esta iniciativa, que no pudo arrancar hasta el 19 de junio, estaba previsto que empezara en la primavera, pero con la llegada de la pandemia de la covid-19 se tuvo que suspender. “Empecé a desarrollar el concepto de gastromodernismo. Tenía claro que hay un referente, un emblema de la comarca, que es la DO Alella. Empecé a documentarme y a investigar, y descubrí que en el Maresme se elaboran productos de primera calidad”, explica el impulsor de Maresme Wine Experiences. “Estaba tejiendo la propuesta y estalló la crisis sanitaria, que lo dejó todo en suspenso.” Pero durante el confinamiento empezó a ver que se hacían catas online, y se le encendió la bombilla: “Se me acudió hacer un maridaje de la historia de la casa Coll i Regàs con los vinos de la DO Alella.” Consiguió contactar con Anna Pujol, conectaron, y, paralelamente al maridaje de vinos, modernismo y producto de proximidad que iba trabajando, en plena pandemia pusieron en marcha una original propuesta de catas online que marida los vinos DO Alella con los diferentes aposentos de la casa: “Haces una compra online y recibes una caja de vinos a casa con el link donde te tienes que conectar para hacer esta original cata”, en que, “como si fuera una conversación”, las guías oficiales de la casa Coll i Regàs explican curiosidades arquitectónicas que Pujol se encarga de maridar con vinos DO Alella.

Productos de proximidad y de primer nivel Para preparar las catas modernistas a la fresca, Cerdán tenía claro que quería lo mejor producto: “Quería proximidad, pero también la máxima calidad, en este espacio de primer nivel no podemos hacer cualquier cosa y por eso el producto tiene que estar al nivel de la casa.” Así pues, los vinos DO Alella se han maridado con productos como las morcillas, los quesos y las anchoas. A pesar de que aparentemente tienen poca cosa en común, todos estos productos están elaborados con la máxima profesionalidad y, en la mayoría de casos, también de manera artesanal.

Nuria Querol Pocurull, maestra artesana de la charcutería Can Pocurull de Vilassar de Mar, explica: “En la tienda hemos hecho alguna cata, pero el hecho de hacerlo en una casa modernista tan bonita aporta un gran valor añadido. Es aire fresco, una cosa diferente que rompe con la feria a que estamos acostumbrados, y hacer estos maridajes de vinos de Alella con producto local para promoverlo es una idea fantástica”, añade. De hecho, la selección de productos de Can Pocurull que se puede degustar a las catas de la casa Coll i Regàs es de premio: dos ejemplos son la morcilla de huevo con peladilla de pato, cebolla caramelizada y manzana, mejor morcilla de huevo singular en el 5.º Concurso Nacional de Morcilla de Huevo Artesana; y la morcilla de carne de perol con cebolla caramelizada, jerez y vino rancio, primer premio al II Concurso de Morcilla de carne de perol de Girona.

Javier Muñoz, responsable de la Anxoveta del Masnou, se expresa en el mismo sentido que Pocurull. En la Anxoveta elaboran anchoa atlántica y cantábrica, y distribuyen por todo Cataluña y una parte del Estado. Él hace cinco años que se quedó el negocio y explica que ya han participado en catas con vinos DO Alella organizados por el Ayuntamiento del Masnou, actividades que los han ayudado a darse a conocer. Pero esta vez reconoce que cuando vio el espacio donde se hacen las catas se entusiasmó: “Hace mucha ilusión participar en una cata en un lugar tan bonito y especial como la casa Coll i Regàs.”

Por su parte, Sílvia Rodríguez, artesana quesera de Murgó Quesos de Sant Iscle de Vallalta, explica que decidieron participar en esta iniciativa porque consideran que es una buena manera de darse a conocer: “Somos un obrador familiar y nos gusta recibir visitas a la quesería. Cuando ofrecemos este tipo de catas, la gente nos posa cara, descubre que elaboramos un buen producto y pierden el miedo de venirnos a ver.”

Notícia original a Papersdevi

Close search
Carrito
Volver arriba